sábado, 9 de noviembre de 2013

LA VIUDA DE LA ATALAYA

Hola a todos.
Hoy, es sábado.
Dado que este fin de semana va a estar dedicado a mi blog novela La viuda de la atalaya, aquí os traigo un nuevo fragmento.
La presencia de Nicole Bascomb empieza a hacerse notar en el castillo.

                            Vanessa contempló la escena. Su padre estaba sentado en el sillón leyendo The Times. Desde que Vanessa recordaba, su padre estaba suscrito a aquel periódico. Su madre, por su parte, estaba bordando un mantel. Decía que formaría parte del ajuar de bodas de Erin. Aún pensaba que su sobrina acabaría casándose. Vanessa, por su parte, estaba intentando leer un libro, Jane Eyre. Pero había leído ya tres veces la misma página, cuando mister Rochester aparece disfrazado de adivina y todos quieren que le lean el futuro, sin reconocerle. Vanessa deseaba estrangular con sus propias manos a la víbora de Blanche. ¿Y por qué decía que Adele no era su hija, si había tenido relaciones con la madre?
                            Erin, por su parte, estaba de rodillas junto a la chimenea. Miraba fijamente, sin ver, las llamas.
-Está aquí-susurró Erin.
-¿Quién está aquí, querida?-quiso saber su tío Joseph, el padre de Vanessa.
-Nicole...Ella está aquí. ¿No la sientes?
-No debes de hablar de esos temas, Erin-le sugirió su tía Lucille-Los fantasmas no existen. Y la historia de esa Nicole Bascomb es sólo una leyenda. No habita ningún fantasma en el castillo. Tanto tu prima como tú estáis obsesionadas con ese tema. Y eso no es bueno.
-Yo noto algo raro aquí-afirmó Vanessa-Es como si no estuviéramos solos.
-¡Vanessa, por favor, no digas eso!-se exasperó Joseph.
-Puede que Erin tenga razón, papá. Puede que Nicole esté con nosotros.



                           El perrito pequinés de Vanessa, Rey Carlos, daba círculos nervioso alrededor de la mesita del salón. La joven se dio cuenta. De pronto, se fijó en que Rey Carlos ladraba a algo a lo que sólo él podía ver.
-¿Qué te pasa?-le preguntó Vanessa. Lo alzó en brazos-¿A quién le ladras? Aquí no hay nadie. Sólo estamos nosotros.
-Le ladra a Nicole-respondió Erin.
-¡Ya basta!-exclamó Joseph, muy alterado.
                     Erin iba a contestarle.
                     Pero, en aquel momento, ocurrió algo.
                     Sonó un ruido extraño.
-¿Qué ha sido eso?-inquirió Lucille, sobrecogida.
                      Parecía el ruido de un mueble al caerse. Entonces, vieron la mesita tirada en el suelo.
-¡Ha sido Nicole!-gritó Erin, poniéndose de pie de un salto-¡Está aquí! ¡No estoy loca!
-Le habré dado una patada sin darme cuenta-excusó Vanessa.
-Querida...-balbuceó Lucille-Yo...No te he visto darle una patada a la mesa. Ni yo se la he dado. Ni tu padre...Ni...
                      Joseph se quedó callado. Vanessa nunca antes había visto palidecer a su padre.
-¿Quieres que busque las sales?-inquirió-Creo que las vamos a necesitar todos.
-¡No salgas!-contestó Erin.
                       Joseph reaccionó. Se dijo así mismo que los fantasmas no existían. Y que, por desgracia, su sobrina estaba delirando. Le dijo a Erin que fuera a acostarse. Lo que más necesitaba era descansar.
                       Vanessa se puso de pie para acompañar a Erin. Rey Carlos no paraba de ladrar con agitación.
-No estoy loca, Nessie-le aseguró Erin cuando salieron del salón-¡Te juro que no estoy loca! Nicole estaba con nosotros en el salón. ¿La has sentido?
-Sí...-contestó Vanessa-Yo creo que Nicole Bascomb existe. La siento en este castillo. Y te está acechando. No entiendo el porqué te acecha. Pero hay que deshacerse de ella. Debemos de conseguir que su espíritu descanse en paz de una vez por todas.
                      Una lágrima resbaló por la mejilla de Erin. Vanessa pudo percibir el miedo que su prima sentía.
-No dejaré que te haga daño-le prometió.

9 comentarios:

  1. Por ser uno de los últimos 10 comentaristas de nuestro blogs, te hemos otorgado un premio, el premio otoño, esperamos que te guste.

    http://podemos-juntos.blogspot.com.es/2013/11/premio-otono.html

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      En cuanto pueda, me paso a recogerlo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Estaremos pendientes de La Atalaya.
    Una cosa fuera de contexto.
    Si ves que se te está descuadrando el blog y que no sale entero en el monitor, tienes que reducir las imágenes de los dos diplomas en su gadget.
    Feliz finde maja y enhorabuena por el premio de otoño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola EldanY.
      Muchísimas gracias por tu consejo.
      Un fuerte abrazo.
      Te invito a que sigas leyendo.
      Te deseo una feliz semana y muchas gracias por todo, amigo.

      Eliminar
  3. Ainss y sigue la intriga, pero que miedo me dan a mi estas cosas de fantasmas. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tamara.
      ¡Todavía queda mucha historia por delante!
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Uy que deseara el fantasma ? amo esta trama es tan genial y misteriosa. Un beso y ten un buen sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo puedes descubrirlo de una manera.
      Un fuerte abrazo, Citu.

      Eliminar
  5. Hola, Laura.
    Yo te había comentado este post. No sé qué paso, esta vez. Y bueno,
    quiero compartir un regalo que me dieron para tu blog. Cuando tengas tiempo pasa por él.
    Un saludo

    ResponderEliminar