domingo, 17 de noviembre de 2013

FIESTA DE COMPROMISO

Hola a todos.
Hoy, tras bastante tiempo sin subir fragmentos, retomo Fiesta de compromiso. 
Vamos a ver lo que pasa en el hogar de los Campbell después de que Nell decidiera no seguir adelante con su compromiso con Douglas.

-Te noto pensativa-observó Gilroy-¿Puedo saber lo que te pasa?
-Estaba pensando en las niñas-contestó Evanna-El compromiso de Nell me ha hecho pensar también en Cathy. Antes o después, tendrá que casarse.
                      Gilroy y Evanna estaban hablando en el salón. Nell había pasado todo el día encerrada en su habitación por voluntad propia. No podía parar de llorar y los esfuerzos de Raisie y de Catriona por consolarla estaban siendo en vano. Gilroy y Evanna no habían podido articular palabra luego de que Nell les dijera que quería romper su compromiso con Douglas Crane. La joven se encerró en su habitación. Catriona la siguió.
-¿Y tú qué piensas de lo que dijo ayer Nelly?-inquirió Gilroy-No quiere seguir adelante con su compromiso con mister Crane. No sabemos qué hacer. ¿Debemos de obligarla a que siga adelante?
-Si la obligamos a casarse con ese hombre, Nelly nos odiará el resto de su vida-contestó Evanna con angustia-Y no quiero que nos odie. Cathy la adora. También nos odiaría. Y nuestro hogar se convertirá en un Infierno. No, querido. Es mejor que respetemos la decisión de Nelly.
-Ella lo ama.
-Pero mister Crane no la ama. Y Nelly lo sabe. El desamor es muy doloroso.
-¿Crees que la decisión de Nelly nos puede afectar en algo?
-¡No seas egoísta, Gilroy! El escándalo se organizará. Pero pasará. Todo pasa en esta vida. Y nosotros estaremos aquí apoyando a Nelly, como hemos hecho siempre. Cathy mataría por ella.
                    Gilroy respiró aliviado.
                       En aquel momento, Catriona entró en el salón. Sus ojos reflejaban el cansancio de no haber podido conciliar el sueño en toda la noche.
                       Gilroy la invitó a que se sentara en el sofá, al lado de su madre.
                       Evanna sonrió con dulzura al mirar a su hija. Catriona era lo mejor que le había dado la vida.
-¿Cómo está Nelly, hijita?-quiso saber Gilroy.
-He dejado a Raisie con ella porque me lo ha pedido-contestó Catriona-Pero estoy muy preocupada por ella. No para de llorar. Está destrozada.
-¿Y cómo estás tú?
-Estoy muy preocupada por ella.
-¿Y no piensas un poco en ti?
                      Catriona se preguntó a qué se estaba refiriendo su padre. Gilroy empezó a hablar. Se puso de pie mientras le decía a Catriona que se pasaba la vida pendiente de Nell. Y eso no debía de ser así. Gilroy y Evanna estaban para cuidar de las dos. Catriona era muy joven y tenía derecho a hacer su vida. Tenía derecho a enamorarse y a casarse.
                     ¿Estará al tanto de lo mío con Devin?, se preguntó Catriona.
                      Había descubierto que el joven no se parecía en nada a su hermano y que era muy distinto a como era el canalla de Douglas, que tanto daño le estaba haciendo a Nell. Sentía que podía apoyarse en él. El amor que Devin le profesaba era auténtico. Se preocupaba realmente por ella y buscaba tan sólo su amor.
                      Era honesto. Era leal. Era bondadoso. Era dulce. Era todas esas cosas y muchas otras más. Y Catriona le amaba.
                      Se sentía mal por ser feliz porque Nell era muy desgraciada. Había pasado toda la noche intentando consolarla sin éxito.
-¿Qué quieres decir?-inquirió Catriona.
-Tu padre quiere decirte que eres muy joven-contestó Evanna-Tienes derecho a ser feliz, hijita. Cásate. Enamórate.
-Puede que haya alguien en tu vida-apostilló Gilroy-¿Me equivoco?
-No...-contestó Catriona. Se había puesto nerviosa-Sí...
                     Sus padres intercambiaron una mirada cargada de significado.

                     Un rato después, Catriona estaba asomada a la ventana de su habitación. En aquel momento, Raisie entró sin llamar, dada la confianza que existía entre ambas.
-Mi Nelly quiere verla, niña-le anunció.
                   Al pasar por su lado, Raisie le dio un cariñoso abrazo. Quería mucho a aquella muchacha porque veía que el cariño que sentía por su Nelly era sincero.
-¿Cómo está ella?-le preguntó Catriona-¿Está más tranquila?
-Quiere hablar con usted, niña-respondió Raisie-Se preocupa mucho por ella. Y yo se lo agradezco. Ya estoy vieja. Pero aún puedo lidiar contra todo aquel que quiera hacerle daño. Ahora, usted debe centrarse un poco más en lo que le pasa. He oído a sus padres hablar con usted esta tarde. Debe de hacerles caso. Cásese. Y sea feliz, niña.



                        Encontró a Nell sentada en su cama mirando al vacío con gesto triste. Sin embargo, había dejado de llorar y se mostraba más serena que días antes.
-Raisie me ha dicho que querías verme-le dijo Catriona.
                      Se sentó en la cama junto a ella.
-Devin es un buen muchacho-afirmó Nell-Y yo me alegro muchísimo de que te quiera. Algún día, espero encontrar a un hombre como él. Y poder olvidarme de Douglas para siempre.
-Me alegro de verte más animada, Nelly-le aseguró Catriona.
                     Nell cogió el rostro de su prima entre sus manos y depositó un beso en su frente. Apoyó su frente contra la frente de Catriona.
-No puedes vivir siempre a mi sombra, Cathy-dijo Nell-No soy tan egoísta como para obligarte a que estés pendiente de mí. Soy mayor que tú. He de pelear yo sola mis propias batallas.

7 comentarios:

  1. ¡Alégrate! Que una nueva semana comienza en unas horas y es momento de dejar atrás la pereza. Viva cada día al máximo y has que todos los días haya fiesta. ¡Ten un lindo lunes!

    El equipo de acompáñame

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por vuestras palabras!
      Tenéis toda la razón. Es hora de dejar atrás la pereza y de seguir adelante.
      ¡Os deseo una feliz semana, amigos!

      Eliminar
  2. Ainsss, si es que no se puede dejar de lado el amor. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor, Tamara, es el motor de nuestras vidas.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Me gusta que Catriona y Devin estén bien aunque me da peinita Nell, espero que encuentre un buen amor. Te mando un beso y te deseo una semana genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Citu.
      Nell está sufriendo el desamor de Douglas mientras que Catriona es feliz sabiendo que Devin también la ama. La vida suele ser muy contradictoria a veces.
      Un fuerte abrazo.
      Y te deseo un feliz inicio de semana.

      Eliminar
  4. Y bueno, ya te había comentado. No sé qué pasaría. Buenos los personajes. Y muy interesante la trama.
    Un abrazo

    ResponderEliminar