sábado, 8 de agosto de 2015

LA BIBLIOTECA

Hola a todos.
Hoy, me gustaría hablaros acerca del que es mi lugar favorito.
Se trata de la biblioteca. Desde niña, siempre ha sido mi lugar favorito. En mi colegio, teníamos una biblioteca. Se creó con los libros que los alumnos donaban gratuitamente. Me encantaba pasarme las horas muertas allí. Leyendo. Era un lugar donde sentía que nadie podía hacerme daño. Al leer, sentía que me iba a otro mundo.
A un lugar donde nadie se metería conmigo. Donde podía ser yo misma. Donde podía ser realmente feliz.
No exagero. Escribir y leer me salvaron la vida cuando más desesperada estaba. En realidad, nuestra biblioteca era una clase vacía. Le pusieron estantes.
Y llenaron esos estantes de libros. Había libros tanto de infantil como de juvenil. Y yo los leía. Quería empaparme de ellos. Disfrutar con sus líneas. Sentirme feliz.
Luego, nos cambiaron a todos de colegio. Se construyó un nuevo colegio en las afueras de la ciudad.
Y también él tenía biblioteca. Pasaba los recreos metida allí dentro.
No sé si lo que hice fue nocivo para mí. Pero aquellos momentos fueron los más felices de mi vida.
Leí allí versiones resumidas y muy infantiles de novelas que se quedaron grabadas a fuego en mi cabeza. Quo Vadis...Fabiola...Los últimos días de Pompeya...Mujercitas...Hombrecitos...Una muchacha anticuada...
También había libros de misterio. Pero esos libros no me interesaban.
Prefería otra clase de lecturas. Luego, empecé a ir al instituto. Y también allí había una biblioteca. Gracias a eso, pude leerme una de mis sagas favoritas. Los Hijos de la Tierra...Ya sé que Jondalar y Ayla son como Gary Stu y Mary Sue, pero en la Edad de Bronce. Sin embargo, eran novelas que me ayudaban a creer que podía encontrar el verdadero amor. Y es que no he conocido a una pareja más enamorada ni más apasionada que la formada por ellos dos. Ayla y Jondalar...

 Nuestra pareja favorita...Ayla y Jondalar...He encontrado este dibujo navegando por Internet. Un romance en la Prehistoria...

Sobra decir que tengo casi todos los libros de la saga, que son seis novelas. Me falta por leer la última de ellas. Todavía no lo he hecho.
En mi ciudad, hay una biblioteca. Está cerrada durante la temporada estival. Me hice socia de ella. Es uno de mis lugares favoritos. Suelo ir allí a leer. Me gusta ir allí a escribir. Y también consulto allí en el ordenador, que tiene conexión a Internet y te permiten conectarte allí gratis. Hace algún tiempo que no voy por allí. Es una buena costumbre que me da miedo perder. Es mi lugar favorito desde siempre y quiero que sea así.
No hay nada mejor que una biblioteca para leer y escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada