martes, 11 de agosto de 2015

"EL VELO PINTADO", DE WILLIAM SOMERSET

Hola a todos.
Hoy, os traigo una crítica literaria. Ha pasado mucho tiempo desde que hice aquí la última crítica literaria. Y no quiero perder esa buena costumbre de hablar de libros.
La novela de la que quiero hablaros se llama El velo pintado. 
La leí en la biblioteca de mi ciudad hace algún tiempo. Y la he vuelto a releer antes del inicio del verano.
Todos habéis oído hablar de la película protagonizada por Naomi Watts hace algún tiempo. Hubo una versión que protagonizó en la década de 1930 la mismísima Greta Garbo.
Cuenta la historia de Kitty, una joven de buena familia que vive en el Londres de 1920. Kitty está entrando en una edad en la que se podría considerar una solterona. Por ese motivo, se casa con Walter, médico bacteriólogo. Con él, se va a vivir a Hong Kong. El matrimonio es un fracaso. Kitty es una joven que vive más pendiente de divertirse y Walter está consagrado a su trabajo. A raíz de esto, Kitty se enamora de un joven vividor llamado Charlie con el que vive un romance a espaldas de su marido hasta que éste se entera. Abandonada por Charlie e incapaz de conseguir que Walter la perdone, Kitty se ve obligada a ir con él hasta una región de China que está infectada por el cólera. Kitty se vuelca en ayudar a los más desfavorecidos y, poco a poco, se va enamorando sinceramente de Walter.
Está considerada como una de las primeras novelas de land-escape. 
Cuenta la historia de una joven que viaja hasta un lugar exótico por diversos motivos y acaba encontrándose así misma.
La novela nos desgrana el interior de Kitty. Ha sido educada por su adinerada familia para hacer una buena boda, pero, a punto de cumplir veinticinco años, piensa que se va a quedar soltera y acepta casarse con Walter, al que casi no conoce. Kitty es una hija de su tiempo. Es guapa, rica y un tanto frívola que sólo quiere divertirse. No le agrada nada acompañar a su marido a Hong Kong. Su supuesto amor por Charlie es, en realidad, pura diversión. Una forma de no aburrirse en la colonia inglesa de la ciudad y una válvula de escape para su matrimonio fallido. Kitty no se permite el lujo de intentar conocer a Walter. Sin embargo, él sí quiere de verdad a su mujer y no entiende el porqué Kitty puede ser tan fría con él. Por ese motivo, se siente dolido cuando se entera de que su mujer es la amante de otro hombre. Se la lleva consigo para que la ayude en una región devastada por el cólera. No sólo lo hace para separarla de Charlie y como castigo a su adulterio, sino también para que tome conciencia de que no todo en la vida es diversión.
En ese entorno, Kitty se descubre así misma. Pasa de ser una mujer frívola y superficial a ser una mujer abnegada que lucha por ayudar a los demás. Siente compasión hacia los enfermos y trata de ayudar en la medida de lo posible. Gracias a ese trabajo, descubre lo diferentes que son Charlie y Walter.
El primero es el típico crápula que va de cama en cama sin importarle los sentimientos de los demás. El otro es fiel y entregado a su trabajo que quiere realmente a Kitty. Este descubrimiento hará que ella se enamore sinceramente de él y luche por conseguir su perdón.
Se describe cómo era la vida en la colonia inglesa en Hong Kong, donde los ricos sólo parecen querer divertirse. En claro contraste, está la vida en el dispensario adonde irán a parar Walter y Kitty. Donde la gente lucha por sobrevivir y donde hay también gente que quiere ayudar a los enfermos a vivir y a paliar su sufrimiento.
De un mundo vacío y falso a un mundo donde existe una razón para vivir y para luchar.
No es sólo una novela romántica. Es una novela de sentimientos, del viaje de una mujer hacia su descubrimiento personal. De cómo nunca es tarde para madurar y dónde el perdón se convierte en un bálsamo ante tanto dolor. Dónde puede surgir el amor en los lugares más infernales.
Un libro altamente recomendable. Os lo recomiendo de corazón.

NOTA: 8,5

 Portada de la edición antigua de El velo pintado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada