viernes, 7 de agosto de 2015

HISTORIA DE UNA BLOGUERA

Hola a todos.
Han pasado ya cinco años desde que descubrí Blogger. ¿Cinco años? Mi blog "Un blog de época" no tiene ni cuatro años de vida. Los cumple en el mes de noviembre. ¿Cómo es posible? Es una historia bastante larga.
Hace cinco años, creé mi primer blog, que llamé "Romántica Lilith". No tiene nada que ver con el blog que tengo creado en esta cuenta. Lo creé en una cuenta diferente. Hace ya cinco años que no entro en ese blog. Y no es porque yo no quiera entrar. ¡Sí quiero entrar!
El problema es que olvidé mi contraseña. Y, para colmo de males, olvidé también la cuenta con la que lo creé. No recuerdo si apunté ambas cosas. No lo sé. Lo único que sé es que está cerrado. Pero Blogger no lo ha eliminado.
También creé otro blog en esa misma cuenta que olvidé. Se llamaba "Estrella Marina". Tampoco tiene nada que ver con mi blog actual "Estrella Marina". Ahí, estoy subiendo mis fanfics de Olivia y Jai. Pero ese blog, por desgracia, no tiene ninguna entrada. No lo inauguré de forma oficial. No hice nada en él. Está vacío y cerrado.
Meses después, creé otro blog. Lo llamé "El blog de una chica del siglo XIX". Tampoco tiene nada que ver con el blog del mismo nombre que tengo en esta cuenta.
Hice tan sólo una entrada en él. Después, no pude volver a acceder a él.
Lo había creado en una cuenta distinta. Sin embargo, olvidé la cuenta. Y también olvidé la contraseña. Lo tengo con esa única entrada muerto de risa. Lo triste de todo es que me gustaría volver a entrar en ellos. Poder darles vida.
Eso ocurrió en el mes de enero del año 2011. Entre ese mes y el mes de septiembre de ese año, creé otro blog. Es el blog que conocéis actualmente como "El blog de lady Parthenia Westland". Con este blog, me ocurrió un suceso lamentable. Pude acceder a él. Accedí a él por casualidad. Al querer acceder a este blog. ¡Pero me había olvidado por completo de él! Sí, por un casual, recordaba tanto la cuenta con la que lo creé como la contraseña. ¡Pero no me acordaba de él! Me quedé muerta cuando lo vi. Y, por casualidad, creé otro blog. Bueno, no fue casualidad lo que me llevó a crearlo. Fue el blog que albergó mi blog novela "Una brisa suave". Esta blog novela está terminada y el blog está cerrado. Pero se puede leer en la blogsfera. Disfruté mucho creándola.
Luego, creé el blog que albergó uno de los proyectos a los que más cariño le tengo, "Berkley Manor". No supe qué hacer con él durante algún tiempo. En la actualidad, todavía está activo. Y, finalmente, llegamos al mes de noviembre.
Fue en esos días cuando creé este blog. Tras unas semanas inactivo, decidí darle una oportunidad. Se convirtió en mi blog principal. "Un blog de época"...
Ha pasado bastante tiempo desde entonces. He aprendido a no tener tan olvidados mis blogs. Los he llegado a reconocer como seres vivos.
Por ese motivo, me duele no poder acceder a los tres blogs que tengo sin poder hacer nada con ellos. ¡Ni siquiera puedo eliminarlos! Es muy triste.
Todavía me queda mucho por aprender en este mundo de Blogger. Y sé que cometeré todavía muchos errores. Sólo espero decir algún día que he aprendido de ellos. Me gustaría poder acceder a mis blogs. Darles la vida que merecen tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada