domingo, 13 de mayo de 2012

CON EL CORAZÓN ROTO 155

QUERIDA ESTELLE:

ANOCHE, MI PADRE VOLVIÓ A CASA MUY TARDE. REGRESABA OLIENDO A WHISKY Y TAMBALÉÁNDOSE. ESTUVO JUGANDO AL PÓKER HASTA ALTAS HORAS DE LA MADRUGADA.
-¡ESCALERA DE COLOR!-EXCLAMÓ-DOBLES PAREJAS...¡TODO ESO LO HE TENIDO YO!
NO ENTIENDO EL PORQUÉ MI PADRE CONTINÚA YENDO AL "SALOON" Y NO LE QUIERO NI SIQUIERA PREGUNTAR SI HACE ALGO MÁS QUE JUGAR AL PÓKER. NO QUIERO SABERLO.
SUS GRITOS NOS DESPERTARON A NORA, A CONSUELA Y A MÍ. YO NO PUEDO DORMIR POR LAS NOCHES. SIENTO UNOS LABIOS BUSCANDO LOS MÍOS. Y UNAS MANOS QUE ACARICIAN MIS MEJILLAS. NO LO ENTENDERÍAS PORQUE AÚN ERES UNA NIÑA. FUE CONSUELA LA QUE LLEVÓ A MI PADRE HASTA SU HABITACIÓN.
-MAÑANA, NO PODRÁ LEVANTARSE DE LA CAMA-AUGURÓ-LE VA A DOLER MUCHO LA CABEZA.
NO ME GUSTA QUE MI PADRE VAYA AL "SALOON". CONFIESO QUE SON MUCHAS LAS NOCHES EN LAS QUE TODO SE COMPLICA. CUANDO DIGO ESTO, ME REFIERO A QUE HAY PELEAS. INCLUSO JACK SE HA VISTO INVOLUCRADO EN ALGUNA DE ESTAS PELEAS. ROMPIENDO SILLAS. DANDO PUÑETAZOS.
TE LO PUEDES IMAGINAR, ESTELLE.
UN VECINO DEL PUEBLO SE HA IDO HOY. SE TRATA DE UNO DE LOS SOBRINOS DE KIMBERLY. NO SÉ CUÁL. SE VA A BUSCAR ORO A CALIFORNIA.
-NADIE QUIERE ESTAR YA AQUÍ-SE LAMENTA KIMBERLY-TODO EL MUNDO QUIERE IRSE.
-NO HAY ORO EN CALIFORNIA-AFIRMO.
-ESO ES LO QUE TÚ DICES-INTERVIENE GREG-PERO EL PRESIDENTE YA HA HABLADO. Y DICE QUE SÍ. ¿O ES QUE LO HAS OLVIDADO?
KIMBERLY SE ALEJA. NO QUIERE NI SIQUIERA MIRAR CÓMO SE ALEJA LA CARAVANA.
ME FIJO EN QUE KIMBERLY TIENE UNA ESPECIE DE MORDISCO EN EL CUELLO. LE PREGUNTO QUÉ LE HA PASADO.
-SON LOS MOSQUITOS-ME RESPONDE-SE HAN ENSAÑADO CONMIGO TODO LO QUE HAN QUERIDO.
-¿EN SERIO?-INQUIERO.
LAS DOS CAMINAMOS EN DIRECCIÓN A LA ESCUELA.
HAY ALGO EN LA EXPLICACIÓN QUE ME HA DADO KIMBERLY QUE NO ME CUADRA.
ME DAN PINCHAZOS DE NUEVO EN LA CABEZA. ME TENGO QUE DETENER PORQUE ME CAIGO AL SUELO. KIMBERLY ME COGE DE LOS BRAZOS.
-VOY A LLEVARTA A LA CONSULTA DEL DOCTOR CASTRO-ME DICE.
-¡NO!-CONTESTO-YA SE ME ESTÁ PASANDO. ES SÓLO QUE NO HE DESAYUNADO TODAVÍA.
ME APOYO EN LA FACHADA DE LA TIENDA.
SIENTO EL SOL DÁNDOME DE LLENO EN LA CARA. LO ÚLTIMO QUE QUIERO ES DESMAYARME.
A PESAR DE TODO, ME DIRIJO A "LA PILARITA". NO PUEDO PERDER EL TIEMPO. BEBO RÁPIDAMENTE UNA TAZA DE CAFÉ FRÍO QUE ME OFRECE ANNIE. HE DE PONERME A TRABAJAR LO ANTES POSIBLE.
"CÉSAR" YA NO ESTÁ EN EL ESTABLO. SIR KYLE LO HA VENDIDO. ELIZA SANTANA QUIERE USARLO COMO SEMENTAL PARA CUBRIR SUS YEGUAS. ME LO HA CONTADO "EL MUELAS". AÑADE QUE ÉL SÍ QUIERE CUBRIR A ELIZA SANTANA. ESE COMENTARIO ME PARECE UNO DE LOS MÁS REPUGNANTES QUE HE OÍDO EN MI VIDA.
NO SÉ PORQUÉ TE ESCRIBO.
NO SABES CÓMO ES LA VIDA EN STREETMAN.

Olivia dejó de escribir. Estaba escribiendo aquella carta en el despacho de su padre. Cerró el tintero. Se quedó mirando el papel que tenía encima de la mesa.
¿De verdad servían de algo aquellas cartas?, se preguntó Olivia. Lo que ella quería era desahogarse con alguien. Y había querido desahogarse con Estelle. A pesar de que su prima era aún una niña y vivía separada por un océano de ella.
Pensó en Lily. La chica vivía su propio calvario de amor por culpa de su forzosa separación de Lince Veloz.
Y estaba también Kimberly. Pero Olivia no se atrevía a confiarle su secreto a ella. Después de todo, Jack era su hermano. Se puso de pie con gesto cansado. Dobló la carta y se la metió en el bolsillo del pantalón. Sé que voy a acabar rompiendo esta carta como he hecho con las demás, pensó.
Salió del despacho de Sean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada