sábado, 12 de mayo de 2012

CON EL CORAZÓN ROTO 154

La amaba.
Freddie estaba seguro de que amaba a Tracy Wallace como nunca antes había amado a alguien. Escribía su nombre en el suelo. Su cara se le aparecía en sueños.
-Tracy...-susurraba.
Algunas veces, ella parecía ausente. Su belleza era asombrosa. Más que una mujer, parecía un ángel.
Ethan se reía cada vez que Freddie intentaba abrirle su corazón. Claro que Ethan no podía entenderlo. Para él sólo estaba Lucy.
Tracy era bellísima. Era la clase de mujer que podía llevar a los hombres a la perdición. El único al que Freddie podía abrirle su corazón era al Padre Blasco. Y éste le decía que debía de alejarse de Tracy.
Pero el corazón de Freddie era obstinado. Tracy no lo llevaría a la perdición. Era un ángel hecho mujer.
Su enfermedad...El problema era que estaba enferma.
Había veces en las que no era capaz de hablar con Freddie. Estaba sumida en una especie de silencio que se autoimponía.
¿En qué momento se dio cuenta de que estaba enamorado de Tracy? No lo sabía. En algún momento...Cuando iba a verla. Hasta aquel momento, nunca había tenido novia. Jamás había cortejado a una chica. Pero había fantaseado con Tracy. Soñaba con escaparse con ella. ¿Adónde irían?
Ensayaba delante del espejo.
-Tracy...-balbuceaba-Yo...
Carraspeaba. Empezaba de nuevo. Pero se sentía ridículo. ¿De verdad creía que Tracy iba a escaparse con él? ¡Era absurdo!
-¡Es inútil!-se rendía-Estoy perdiendo el tiempo.
Pero fantaseaba con la idea de llevar a Tracy a la capital del Condado. A Fairfield...Y ella...Ella estaría encantada de poder viajar con él. Freddie le pediría que se casara con él. Y Tracy...Tracy diría que sí.
Seré tu esposa.
Seré tuya, Freddie. Y tú serás mío. Sólo mío...
Iba a verla a su casa. Y hablaban durante mucho rato.
-¿Cómo has pasado el día?-le preguntaba Freddie a Tracy.
Y se topaba con el mutismo de la joven.
-Tenía muchas ganas de verte-afirmaba Freddie.
Ella no le contestaba.
-He pensado mucho en ti-proseguía él.
Se marchaba del rancho. Estaba desolado. A veces, le cogía las manos. Intentaba tocarla de manera suave. Y, en ocasiones, Tracy, furiosa, le escupía. Abby intervenía. Calmaba como podía a su hermana.
Admiraba sinceramente a Tracy. No la deseaba de forma carnal. Él la admiraba por su belleza y por su valentía.
Abby le pedía perdón a Freddie. Le decía que Tracy no sabía lo que hacía.
Aún así, Freddie regresaba a "LA IRA" para hablar con Tracy. Pero empezaba a ser costumbre que la joven le mirase con odio. No quería hablar con él. Le odiaba porque parecía que Freddie quería irse. No la amaba tanto como decía. A sus ojos, Freddie era un mentiroso. Y le odiaba porque le estaba haciendo daño. Sin él, Tracy se moriría.
Otras veces, le cogía las manos a Freddie y se las besaba. Luego, lo besaba con desesperación en la boca.

QUERIDA ESTELLE:

TE ESCRIBO ESTA CARTA PORQUE NECESITO DESAHOGARME CON ALGUIEN. AUNQUE SEAS UNA NIÑA, ESPERO QUE ME ENTIENDAS.
TENGO LA SENSACIÓN DE ESTAR CAMINANDO POR EL DESIERTO.
MI PADRE ME DICE QUE AQUÍ SOBREVIVEN LOS QUE SON MÁS FUERTES. ANTES, CREÍA QUE YO ERA FUERTE. AHORA, TENGO MIS DUDAS. ESTE LUGAR VA A ACABAR CONMIGO.
ANTES, CUANDO ME PELEABA CON ALGUIEN EN EL "SALOON", NO VACILABA EN SACAR MI COLT. DISPARABA CONTRA ALGUIEN.
NO PIENSES QUE SOY UNA ASESINA. LA VIDA AQUÍ ES ASÍ. SIN UN COLT, NO ERES NADA. NO ERES NADIE.
NO BUSQUES GENTE BUENA EN ESTE PUEBLO. TODOS VIVEN ACOSADOS POR SUS PROPIOS DEMONIOS INTERNOS. A VECES, HAY ALGÚN TIROTEO EN EL PUEBLO. LA GENTE SE ENCIERRA EN SUS CASAS Y PERMANECE CON LA CABEZA GACHA. UNA ESPECIE DE SUMISIÓN A LOS BANDIDOS...
EL OLOR A MUERTE IMPREGNA A MENUDO EL  PUEBLO. VEO MIEDO EN LOS VECINOS.
PECOS KID REGRESÓ.
VINO A ATRACAR EL BANCO DE FAIRFIELD. LA PERSECUCIÓN LLEGÓ HASTA STREETMAN.
YO ESTABA EN EL PUEBLO. NO PIENSES MAL DE MÍ. NO ME DI CUENTA DE LO QUE ESTABA PASANDO. ENTONCES, OÍ LOS DISPAROS.
ME ESCONDÍ DETRÁS DE UNA ESQUINA. ME DIRIGÍA A LA TIENDA A HACER LA COMPRA.
NO PENSÉ EN NADA. SÓLO DISPARÉ. OÍA A LA GENTE GRITAR. VI A UN NIÑO TIRADO EN EL SUELO. UN ALUMNO DE KIMBERLY... PECOS KID LO HABÍA MATADO A SANGRE FRÍA.
DISPARÉ SIN VER BIEN A QUIÉN LE DABA. LO HICE SIN DUDAR.
VACIÉ MI COLT. LO DEJÉ CAER AL SUELO. PECOS KID HUYÓ DE STREETMAN. LO HIZO COMO HABÍA LLEGADO.
DEJANDO ATRÁS UNA ESTELA DE POLVO. PERO TAMBIÉN DEJÓ UNA ESTELA DE SANGRE. LA MADRE DEL NIÑO MUERTO LLORABA AFERRADA A SU CUERPO. SALÍ DE MI ESCONDITE. NO QUISE NI MIRAR EL CUERPECITO DEL NIÑO. SE ME HIZO UN NUDO EN LA GARGANTA.
VOLVÍ A CASA. NO HICE EL RECADO.
LA VIOLENCIA DEBERÍA DE FORMAR PARTE DE MI VIDA COTIDIANA. EL "SHERIFF" SE LANZÓ EN PERSECUCIÓN DE PECOS KID. LE DISPARÓ VARIAS VECES SIN ALCANZARLE. REGRESÉ POCO A POCO A CASA.
NO ME ACOSTUMBRO A VIVIR ASÍ. NO PUEDO SOPORTAR QUE HAYA TIROTEOS EN EL PUEBLO. Y QUE MUERA GENTE INOCENTE POR CULPA DE OTROS. EL RUIDO DE LOS DISPAROS SE ME METE EN LA CABEZA, ESTELLE.
ME DOLÍA LA MANO DE APRETAR EL GATILLO. NO RECUERDO HABER DISPARADO MÁS DE UNA VEZ. O DE DOS. NO PIENSES MAL DE MÍ.
PECOS KID HA ROBADO EN TODOS LOS BANCOS DEL ESTADO DE TEXAS. HA DEJADO UN REGUERO DE CADÁVERES A SU PASO. LOS VECINOS HAN INTENTADO LINCHAR A UN HOMBRE. CREÍAN QUE ERA CÓMPLICE DE PECOS. PERO CREO QUE LO QUISIERON COLGAR SÓLO PORQUE ERA NEGRO. UN ESCLAVO FUGADO...
LE DIERON POR MUERTO Y SE MARCHARON.
VEO PASAR A LOS BUITRES MIENTRAS ME DIRIJO A MI TRABAJO. HA MUERTO ALGUIEN, PIENSO. MEJOR DICHO...HAN MATADO A UN HOMBRE. Y LOS BUITRES DARÁN BUENA CUENTA DE SU CADÁVER.
TIENES QUE SER IMPLACABLE. TE PUEDEN MATAR. Y ESTOY CANSADA DE DEFENDERME. ESTOY CANSADA DE LUCHAR POR MI VIDA. ESTOY CANSADA DE LA VIOLENCIA. ESTOY CANSADA DE LIDIAR CON HOMBRES COMO PECOS.
DEBERÍA IRME CON GREG A CALIFORNIA. BUSCARÍAMOS ORO. NOS HARÍAMOS RICOS. A LO MEJOR, LO HAGO. ME MARCHO A CALIFORNIA CON GREG.

1 comentario:

  1. Estupendo capi!!!
    Hay una cosa que me gustaria hablar contigo
    Un beso

    ResponderEliminar