domingo, 8 de febrero de 2015

AÑADIDO A "VIAJE DE IDA"

Hola a todos.
Aquí os traigo un nuevo añadido a mi relato Viaje de ida. 
Veremos lo que pasa entre Cressida y, en esta ocasión, su prima Hero.

-¿Cómo que te vas a casar?-preguntó a gritos Hero-¿Cuándo?
-Todavía no lo sé-respondió Cressida.
                          Acababa de hablarle a Hero de Daniel.
                          Se encontraban en la habitación de Cressida. Se habían sentado en la cama de la muchacha.
                           Entonces, le había dado la noticia a Hero. Empezó hablándole de sus encuentros con Daniel.
                           De lo enamorados que estaban. Y de sus planes de boda...
-Mis tíos todavía no le conocen-le recordó Hero.
-Va a venir a verles-le aseguró Cressida.
                          Sonrió al recordar cuánta pasión ponía Daniel a la hora de besarla.
                         ¿Lo entendería Hero? No sabía si debía de contárselo.
-¿Se ha propasado contigo?-la interrogó su prima.
                           Cressida tuvo que ser sincera con Hero. Todavía no había pasado nada malo entre ellos.
                            Pero estaba convencida de que no tardaría en pasar. Sentía un gran calor cuando estaba cerca de Daniel.
-Es todo un caballero-contestó Cressida-Se porta muy bien conmigo. Y me quiere mucho.
                           Hero la fulminó con la mirada. Se suponía que ella debía de ser la primera en casarse. Sin embargo, Cressida se le había adelantado.
                          ¿Acaso podía estar furiosa con ella? Su prima había encontrado el amor. Tenía derecho a ser feliz. Ella no era quién para impedirle nada. Tan sólo debía de brindarle su apoyo. Además...Cressida se había sincerado con ella.
                           La joven abrazó a Hero con cariño. Le acarició el cabello con la mano y le aseguró que iba a ser muy feliz al lado de Daniel.
                           Auguró que ella también encontraría el amor algún día al lado de un buen hombre.
-Ya no soy ninguna jovencita-se lamentó Hero.
-Tienes toda la vida por delante-le recordó Cressida-El amor llegará antes o después a ti. Y serás tan dichosa como lo soy yo ahora.
-¡Ojala tengas razón, Cressy!
-¡Y tengo razón!
                        No sabía cuándo sería la boda. Tardaría unos meses en celebrarse.
                       Daniel iría a visitar a los padres de Cressida. Les expondría lo que deseaba de ella. Les pediría su mano y estarían comprometidos. Después, empezarían los preparativos de la boda. Había muchas cosas por hacer. Y quedaba todavía bastante tiempo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada