jueves, 26 de julio de 2012

LA ENCICLOPEDIA DE DIDEROT Y D'ALEMBERT

En mi entrada de ayer, os hablé de la Ilustración. Hoy voy a hablaros de algo que fue el germen de ese periodo. Un libro que ha permanecido vivo hasta hoy. Cualquiera de sus variantes están presentes en nuestras casas. Me estoy refiriendo a L' Enclyclopédie o Enciclopedia, escrita entre Diderot y D' Alembert, dos conocidos filósofos franceses.
A principios del siglo XVIII, se había publicado en Inglaterra la "Cyclopaedia", también llamado "Diccionario Universal de las Ciencias y las Artes", escrito por Ephraim Chambers. También se publicó el "Diccionario de Trévoux", escrito por varios monjes jesuitas. Ambas obras tuvieron una gran acogida por parte del público.
En 1745, se planeaba la traducción al francés de la obra de Chambers. Dos hombres, John Mills, un inglés que llevaba bastante tiempo viviendo en Francia, y el abate Jean Paul de Gua de Malves, son los escogidos para llevar a cabo ese encargo. Sin embargo, ambos abandonan el proyecto. Se les encarga a Diderot y a D' Alembert la tarea de sacarlo adelante.
Pero ambos no quieren sólo traducir la obra de Chambers. La convierten en algo totalmente diferente. Publican trabajos inéditos. La decoran con distintos grabados. La hacen más amplia. Intentan abarcar el mayor número de campos posibles.
La obra se prepara entre los años 1747 y 1750. Finalmente, ve la luz el primer volumen en el año 1751. Sin embargo, un problema que tuvo Diderot con los jesuitas el año anterior a raíz de la presentación de la obra provoca cierta polémica en Francia. Y la polémica fue creciendo poco a poco.
La Enciclopedia desafiaba el dogma católico y elogiaba los trabajos de pensadores protestantes. Además, calificaba la Religión como una de las ramas de la Filosofía.
La polémica se dividió en dos grupos. Por un lado, estaban los jesuitas, parte de los intelectuales de la época que estaban celosos del éxito que estaban teniendo Diderot y D' Alembert y el Delfín del Rey, claramente en contra de la Enciclopedia. Por el otro lado, estaba la célebre Madame de Pompadour, amante del Rey, y el director de la Biblioteca Nacional, Guillaume Malesherbes, que estaban a favor de la Enciclopedia.
En 1759, la Enciclopedia entra a formar parte del Índice de Libros Prohibidos, donde iban a parar todos los libros que la Iglesia y el Gobierno censuraban totalmente. Se les retiró a los impresores el permiso para seguir imprimiendo la obra. D' Alembert, cansado quizás de luchar contra algo que veía imposible, abandona el proyecto.
Sin embargo, Diderot sigue adelante. Creía que su obra debía de ser mostrada al público. No dudó en luchar contra el Rey, contra la censura y contra el propio D' Alembert. A pesar de que estuvo muy vigilado durante los siguientes trece años, Diderot pudo completar los diecisiete volúmenes que formaron la Enciclopedia en el año 1772.
La obra comprendía, además, de 11 volúmenes de láminas que se publicaron entre los años 1762 y 1772 y de un suplemento de 4 volúmenes de texto, 1 volumen de láminas y 2 volúmenes de índice general publicado entre los años 1776 y 1780.
La Enciclopedia fue, en su origen, un producto destinado a la emergente burguesía francesa. Muchos escritores y filósofos provenían de esta clase social. Se da valor al trabajo en contraposición con los valores aristocráticos, que lo rechazan abiertamente.
La Enciclopedia critica abiertamente el modelo de Monarquía francés, consistente en la Monarquía absoluta, y aboga por un modelo parecido al inglés, la Monarquía Constitucional. Los defensores de la Enciclopedia se oponen a la Inquisición. Aborrecen la esclavitud. Abogan porque la enseñanza llegue a todo el mundo. Se habla de igualdad entre las personas.
Se resumen en La Enciclopedia los principios de La Ilustración. El auge de las investigaciones científicas... Las cosas no pasan por derramar la sal o porque hayas pasado por debajo de una escalera. Sino por algún motivo razonable y fácil de explicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada