sábado, 14 de julio de 2012

EL PARQUE DEL RETIRO

Es uno de los iconos más característicos de Madrid. El Parque del Retiro. Es rara la película que no transcurra en Madrid en la que no aparezca este hermoso lugar. Uno de los principales puntos de interés turístico de la ciudad.
Hay que buscar el origen del Retiro en el siglo XVII. Entre los años 1630 y 1640, el conde duque de Olivares le regaló al Rey Felipe IV unos terrenos que habían sido cedidos por el duque de Fernán Núñez para el recreo de la Corte. Estos terrenos estaban cerca del Real Alcázar. Eran boscosos y resultaba agradable estar allí.
Se construyeron allí edificios tan emblemáticos como el Palacio del Buen Retiro y el Teatro del Buen Retiro, hoy desaparecidos. Aún perduran el Casón del Buen Retiro, el antiguo Salón de Baile del Palacio y un ala de dicho Palacio decorada con cuadros de Velázquez.
El Estanque grande, el Estanque ochavado y la Ría chica, donde uno puede pasear en barca, son de este periodo inicial.
A lo largo del siglo XVIII, se introdujeron más elementos como la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro y el Observatorio Astronómico.
El Rey Carlos III fue el primero en abrir este espectacular lugar al público con la condición de que fueran limpios y aseados.
El jardín quedó parcialmente destruido al ser utilizado como fortificación por parte de las tropas francesas. Entre los elementos destruidos quedó el Palacio.
Al acabar la guerra, el Rey Fernando VII regresó a España y abrió una parte del Retiro a los ciudadanos. Reservó otra parte para la construcción de edificios para su ocio, como la Casita del Pescador, la Montaña Artificial y la Casa del Contrabandista. Estos edificios todavía se conservan.
Durante el Reinado de Isabel II se abrió otra parte más para disfrute del público.
Tras el triunfo de la Revolución La Gloriosa, en 1868, El Retiro se abre oficialmente entero al público. Dos de sus estanques, la Ría Grande y el Estanque de San Antonio de los Portugueses, se convierten en paseos para coches. Se colocan las fuentes de la Alcachofa y de los Galápagos. La Real Fábrica de Porcelana había quedado destruida. En su lugar, se erige la Fuente del Ángel Caído.
El Retiro tiene muchos puntos de interés interesantes.
El Paseo de la Argentina es el más interesante. También es conocido por el Paseo de las Estatuas porque está flanqueado por numerosas estatuas, todas ellas representando a los Reyes que han habido en España.
La Puerta de España data del año 1893. Es la puerta de acceso al Retiro desde la calle Alfonso XII.
El Monumento a Alfonso XII que se encuentra casi en el centro del Retiro.
En el Paseo de Venezuela nos encontramos con el Monumento a Ramón y Cajal.
La Fuente de la Alcachofa, hecha de piedra caliza lo que es la fuente y de granito lo que es la alcachofa, data de entre los años 1781 y 1800. Se encuentra en las inmediaciones de la Puerta de Atocha.
Hubo un zoológico en el Parque del Retiro. La Casa de las Fieras, creada por Fernando VII y mejorada por Isabel II. En la actualidad, este zoológico se encuentra en la Casa de Campo.
Los jardines. Es uno de los lugares más entretenidos del Retiro. Kioscos para tomar algo, titiriteros que amenizan el paseo y entretienen a los más pequeños, echadores de cartas...Todo eso y más puedes encontrar dando un paseo por los jardines.
Cuando uno va a Madrid, es casi obligatorio visitar el Retiro. Ha sido escenario de exposiciones. De encuentros entre los amigos. O de encuentros románticos. Punto neurálgico, a mi parecer, de la vida social de Madrid. No sólo de antes, sino también de ahora. Tomarse algo en sus kioscos. O dar un paseo en una de las barcas de sus estanques. O pararse junto a una de sus fuentes. Uno casi puede escuchar el rugido de las fieras del antiguo zoológico. O imaginar a un grupo de nobles bailando en el antiguo Salón de Baile. Es una magnífica manera de viajar en el tiempo a una época lejana e inolvidable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada