viernes, 22 de mayo de 2015

UNA VEZ SOÑAMOS

Hola a todos.
La entrada de hoy tiene que ver con el paso del tiempo.
El tiempo pasa. Aunque tú creas que pasa despacio.
En realidad, pasa muy deprisa. A un día, le sigue otro día. Cuando te quieres dar cuenta, ya no estás estudiando en el instituto. Ya eres una persona adulta. Cumples años. Entonces, te detienes. Haces un rápido balance de lo que ha sido tu vida.
¿Qué es lo que tienes? Puede que hayas llegado a triunfar en la vida. Tenías un sueño.
Y no has parado hasta que lo has visto convertido en una realidad. Puedes sentarte a disfrutar de tu triunfo.
Sin embargo, otras veces, no alcanzas la meta que te has propuesto. Lo estás intentando. Pero sientes que las fuerzas te fallan. Piensas que estás pecando de ser demasiado idealista. Porque sientes que estás luchando por un imposible. Te gritan que estás perdiendo un valioso tiempo en vano.
Y es posible que sea verdad. Es posible que estés siendo demasiado idealista. Pero tienes algo muy valioso. Tienes un sueño que aún no se ha hecho realidad. Tienes un sueño por el que quieres pelear. Pero es posible que te canses de luchar. Que tires la toalla.
¿Qué puedes hacer en esos casos? ¿Vale la pena el tiempo invertido?
¿Vale la pena seguir luchando? Es una pregunta que llevo algún tiempo haciéndome. ¿Vale la pena?
Ya no sé qué contestar. Sinceramente, ya no sé qué pensar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada