miércoles, 13 de mayo de 2015

EN BUSCA DE NUESTRA ALMA GEMELA

Hola a todos.
Siempre se ha hablado de que pueden existir vida en otros planetas. Esta entrada no tiene nada que ver con la existencia de vida extraterrestre. En realidad, tiene que ver con la vida en general.
Casi todos nosotros hemos pensado alguna vez en encontrar a nuestra alma gemela. Todos nos hemos enamorado. Algunos tienen la suerte de vivir toda la vida al lado de esa persona que lo es todo para él.
Otros, por desgracia, hemos sufrido la pérdida de esa persona. También hemos sufrido el desamor. La ruptura de una relación amorosa en la que nos hemos entregado a fondo. Nuestra alma gemela es esa persona especial para nosotros. Con ella, esperamos vivir una vida plena. Una vida llena de pasión, sí. Pero también de dulzura, de amistad, de confianza, de compañerismo. Una persona en la que podemos apoyarnos.
A la que acudir cuando nos sintamos mal. Que esté a nuestro lado en todo momento. Que nos dé fuerza. Aliento...Que sea no sólo nuestro amante. Que sea también nuestro confidente. Nuestro aliado...Nuestro mejor amigo...
Nuestra alma gemela debería de ser así. Muchas veces, cuando uno ha fracasado en el amor, siente el deseo de tirar la toalla.
Y no puede evitar hacerse a uno mismo una pregunta. ¿Existe mi alma gemela? ¿Acaso es un mito?
Yo quiero pensar que existe alguien destinado para cada uno de nosotros. Alguien que sea nuestro complemento. Pero que no nos anule como personas.
Cuando se ha fracasado en el amor, uno tiene ideas y son muy descabelladas. ¿Dónde está mi alma gemela?
Puede que no la haya conocido porque nació en un tiempo anterior al que yo vivo. Puede que viva en otra dimensión. ¿De verdad existen más dimensiones en nuestro mundo además de la dimensión en la que vivimos? ¿Y si hay vida en otros planetas? Voy más lejos.
¿Y si mi alma gemela vive en otro planeta? No en un planeta de nuestro Sistema Solar...
Sino que viva en un planeta situado en otra galaxia. Son ideas disparatadas.
Puede que sea cierto. No he visto todavía a ningún extraterrestre. No obstante, sí que me interesa el tema de si hay vida en otros planetas. Puede que haya personas como nosotros habitando en esos lugares. Personas con nuestros mismos miedos y nuestros mismos deseos que se hagan las mismas preguntas que nos hacemos nosotros.
Correrán miles de suposiciones sobre este tema. Ríos de tinta también correrán pensando. Inventando. ¿Podría haber una historia de amor entre un humano y un extraterrestre? Se hizo una película basada en esa posibilidad.
Starman contaba la historia de un extraterrestre que era enviado en una misión para contestar a los mensajes que la nave espacial Voyager I envió en busca de respuesta de otros planetas. Es curioso como la película parte de un hecho real.
El protagonista entra en contacto con una humana al tomar la apariencia del difunto marido de ésta. En paralelo, las autoridades se enteran de la presencia de un extraterrestre en la zona. Y se lanzan a capturarlo.
Mientras la joven viuda ayuda al protagonista a regresar a su planeta, se van enamorando. Es una historia de ciencia ficción y también es un drama romántico muy bien combinado.
Puede que no sea una película precisamente alegre por su final. Sin embargo, deja un mensaje a la esperanza. Puede haber amor entre un extraterrestre y un ser humano. Y, ¿por qué no?, alguien de otro planeta puede ser nuestra alma gemela. Son suposiciones. Pero está ahí.
Nunca perdamos la esperanza. Ya sea en este planeta o en otro planeta, nuestra alma gemela está en algún lugar. Y acabaremos encontrándola antes o después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada