domingo, 13 de septiembre de 2015

LOS SIMPSONS

Hola a todos.
Hoy, me gustaría hablaros aquí de lo que es para muchos el gran clásico de la animación para adultos. Se trata de la mítica serie Los Simpson. 
La serie se estrenó en La 2 hace ya un cuarto de siglo. Se emitía a las once o doce de la noche, si bien, hubo tiempo en el que se emitió a las nueve de la noche.
Más adelante, pasó a emitirse en Antena 3. Desde hace veintiún años, este canal ha emitido todas sus temporadas. He perdido la cuenta de los años que lleva emitiendo dos capítulos seguidos a las dos del mediodía de lunes a domingo. Y los tenemos también en Neox.
¿Por qué esta peculiar familia tiene tanto éxito?
En 1987, empezaron a emitirse en forma de cortos animados de pocos minutos de duración en un programa de humor llamado El Show de Tracy Ullman. Pronto, la fama de los cortos superó al programa. Un especial de Navidad de Los Simpsons alcanzó tal éxito de audiencia que obtuvo una temporada completa y se convirtió en una serie.
Veintiséis años han pasado desde entonces. El éxito de la familia Simpson ha ido en aumento, aunque haya quién se queje de que están en pleno declive (llevan, según algunos, en pleno declive desde hace quince años, pero ahí siguen en antena).
Los Simpson son una familia de clase media que vive en la ciudad de Springfield (¿existe o no existe esta ciudad?).
Está formada por el padre, Homer, la madre, Marge, y los tres hijos, Bart (de diez años), Lisa (de ocho años) y Maggie, apenas un bebé.
Homer trabaja en una central nuclear. Marge es ama de casa y Bart y Lisa van al colegio.
Se puede criticar que tengan algunas fallas, como que Lisa, Bart y Maggie tienen siempre la misma edad y van al mismo curso. O que Homer cuente que conoció a Marge en 1974 y doce temporadas después cuente que formó parte de un grupo de grunge (género que eclosionó en los primeros años 90) antes de casarse.
Cada personaje tiene una personalidad única. Homer es un vago al que le gusta comer y bebe siempre en un bar propiedad de su amigo Moe. Adora la cerveza, pero tiene buen corazón. Quiere mucho a sus hijos (aunque se lleve a matar con Bart) y está profundamente enamorado de Marge. Marge es una ama de casa que intenta ser la que resuelve los conflictos con sus hijos al tiempo que lucha por entender a Homer. Son un matrimonio que, a pesar de las dificultades, nunca ha dejado de amarse.

 Homer comiendo una rosca, su otra pasión junto con la cerveza.

Lisa y Bart se llevan mal. Bart es un niño travieso con un punto hasta diabólico que se ha explotado mucho en estas últimas temporadas. Lisa es una niña muy inteligente que vive por y para los estudios. Sin embargo, nadie pone en duda que, a pesar de sus peleas, son terriblemente leales el uno con el otro. Como cuando ambos juegan al hockey en equipos rivales y, en la final, dejan de jugar para irse juntos.
El mundo de esta familia no se reduce sólo a ellos. En ocasiones, la serie adquiere tintes corales porque cada personaje que aparece en ella es único y tiene algo que contar. Todos los personajes han ido creciendo con el paso de los años. Tenemos a Milhouse, el apocado amigo de Bart y enamorado sin esperanza de Lisa, que ha visto cómo sus padres se divorciaban y se reconciliaban. Barney, el mejor amigo de Homer, alcohólico que se rehabilita, pero que vuelve a caer. Ned Flanders, el vecino religioso y cursi (aunque de buen ver) de los Simpsons, que enviuda que se queda a cargo de sus dos hijos. El director Skinner, el mayor enemigo de Bart por sus diabluras y que dio la campanada cuando reconoció estar ocupando el lugar del verdadero Skinner. Montgomery Burns, el cacique del pueblo y jefe de Homer, malvado y tacaño. Su brazo derecho, Smithers, enamorado de él. Apu, el dueño hindú del badulaque, que pasa de ser un solterón a casarse con Manjula y tener ¡octillizos! con ella. Patty, la hermana de Marge, que no duda en salir del armario. Sherry y Terry, las gemelas pedantes compañeras de Milhouse y de Bart. Nelson, el matón del colegio, con problemas familiares.
La lista de los personajes de esta serie es muy larga. Estoy segura de que me dejo algún personaje en el tintero.
La serie ha contado el día a día de una familia desde la realidad, que no es siempre tan bonita como aparece en las sit-coms. Poco a poco, fue tirando hacia la comedia más irónica y más inteligente. En los últimos tiempos, la acusan de ser tan corrosiva como lo es Padre de Familia (si quitaran a Peter y no hicieran tantas interrupciones contando algo que no viene a cuento, ganaría más).
Ha visto la luz una película de la serie. Los personajes han experimentado muchos cambios. Pero ahí tenemos a Homer y Marge unidos contra viento y marea.
De momento, la serie ha estrenado nueva temporada. No parece que vaya a finalizar, al menos, no este año.
Los fans de la serie estamos encantados con tener nuestra ración diaria de esta atípica familia. Creo que forman ya parte de nuestras vidas y no podríamos vivir sin ella.
¡Larga vida a los Simpson!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada